4 de noviembre de 2011

OTOÑOS

Te encanta la felicidad, te hiciste adicta a ella. Ante tus ojos me siento vacio. No sé definir un futuro. No atrapo tu confianza para adelantarme al tiempo. Camino entre paredes huecas. Me canso sobre el vacío de la cama. Me dejo atrapar por un sueño y es una escusa para mantenerme congelado. He de coger ese tren que lleva a mis pensamientos a una ducha eterna y olvidarme de todo un minuto. No escaparé nunca de mis garras. Y se pondrá el sol entre sabanas desiertas.
Hoy... solo llueve, nada más. Agua esperada que corre, como siempre, dentro de su cauce.

JOSÉ CHINCHILLA LÓPEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario