2 de noviembre de 2010

¡NO ERA UN REGALO!

(Cuando el diablo...)

Zeus está con nosotros. Os aniquilaremos hispanos-as de Las Béticas y os arrebataremos vuestras hijas e hijos y vuestras mejores tierras. Continuará.
Después de unos días lo hemos pensado mejor, que las hijas no nos las quedamos, solo las veinteañeras y además os mandamos unas cuantas de aquí a ver si sois capaces de encontrarles un algo.
Coño con el Zeus se ha vuelto loco que no distingue entre castigar los Béticos y proteger Jaén. Hoy se está pasando con la lluvia.
Diré que hemos recorrido los civantos y no estamos conformes. Acudimos allí y nos hemos puesto de barro hasta la cencerreta. Vaya mierda de tierra que nos proponéis en el reparto que me aconsejasteis. Además el barro este no se despega con ná. ¡Ese no era el trato! Las alcachofas tienen pulgón y los melones están más verdes que las ovas. Que tampoco nos quedamos con las tierras. Continuará.
Las mozas que ofrendáis las enviamos de regreso, que las que se os exigieron eran las que elegís de reinas de las fiestas. Además que estas extranjeras no son de Las Béticas.
Los mozos también os los devolvemos porque no solo no dan golpe a derechas, sino que los que dan hay que enmendarlos. Comen más que las orugas y mientras sestean roncan y ventosean sin parar. Hacen sus necesidades por todas partes y nadie quiere hacer guardias por lo que implica pisar una con sandalias. Ni para esclavos sirven. Eso si os lo mandamos duchados y pasados por el estropajo en un intento de saber su color natural. Que venían abetunados.
Ah ya sé, lo que está haciendo Zeus es lavar las lapidas para que no nos cueste trabajo, y de paso a los béticos. Ya sabía yo que tenía una explicación.
Otra cosa; que nos devolváis las flechas que os hemos arrojado por equivocación, que nos vamos a Roma. No eran un regalo, que vosotros habéis lanzado varetas de las olivas y los armeros se han lamentado porque ahora tienen que fabricar cientos de ellas que las que recogimos vuestras no valen nada. Que sepáis que la guerra la ganamos los romanos de Jaén.
Vaya asco de hispanos, esto ni es guerra ni na.
Mierda de guerra. ¡A la batalla hay que venir! Si no tenéis armaduras no es culpa nuestra. No vale poner todos los espantapájaros juntos en el campo para que gastemos las flechas y quedaros vosotros tomando cerveza. Gallinas, que sois unos gallinas. Continuará.
Si hombre que os vais a quedar encima con las flechas. Como si hubiéramos herido a alguno de Las Béticas. Encima que nos vamos mas flacos y el pastón que nos gastamos en desplazamientos. Y que ni tenéis oros, ni incienso, ni na para compensarlo.
Si hasta a segar vienen los de Ciudad Real. Porquería de hispanos estos. Que la guerra es una cosa muy seria, con lanzas, sangre y todas esas cosas. ¿Qué es eso de parar a sopar el “fritao”, la alpargata y la bota vino? ¿Para esto venimos andando desde Roma con agujeros en las suelas? Con lo que pesan los escudos.
A ver si acabáis la calzada, o ¿como vamos a traer refuerzos? so listos. Lleváis doscientos años en las obras y no habéis echado la primera capa de pedriza en el trayecto del pueblo y eso que no tenéis que desplazaros. Siestas, siestas y los capataces que os mandamos, de baja por insolación de vigilaros. ¡Si no sois serios!, si os han visto trayendo una perola de “ajoatao” cargaito de ajo a los capataces para que se apliquen a la bota vino y se piquen en el sesteo. Que los catalanes tienen tos los pueblos comunicaos y hasta las señales forras de piel de camello y vosotros tenéis los picos y las palas con musgos en los astiles.
¿A quién se le ocurrió contratar a uno de Las Béticas a remodelar la calzada del Paseo de la Estación? Que los chupones de los árboles que cortaron son más altos que las casas y el agua se mete hasta los portales. ¿Para que queréis pistas de ajorre si no tenéis para comprar los mulos de ajorar ni para comprarles grano a los mulos?
Y ¿como va a firmar Viriato el mensaje si Viriato nunca ha estado en Las Béticas? Que este puente ha estado en una discoteca en Mancha Real con tres esclavas de la patricia Jana escapadas del campamento. ¿Y donde narices está vuestro pueblo en los mapas?
No ha parao de llover en toda la noche, se anula el asalto de mañana que después no hay quien lave los caballos.
¡Que no! Que no nos quedamos. Que nos vamos a Roma. ¡Anda ya! ¡Anda y que os den! Firmado:
El pretor de Roma.
Traducido por un escribano romano de Las Béticas.

JOSÉ CHINCHILLA LÓPEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario